Reflexiones o respuestas


Hace unos días en un foro me preguntaron por qué escribo sobre sexo. En ese momento me pareció no haber aclarado muy bien el motivo, un poco por el lenguaje, a pesar de hablar todos español los modismos pueden ser muy distintos y tornan un dialogo de chat un tanto confuso así que voy a intentar explicar y por lo tanto entender yo mismo el por qué.

Me atrae del sexo una ambigüedad que veo en él, por un lado si vemos al sexo desde el punto de vista de la culminación del amor y la búsqueda de placer, este nos diferencia con claridad del resto de los animales.

Ahora, a su vez el sexo conserva un lado instintivo, salvaje, la atracción de los individuos de género opuesto muy ligada a la procreación, la conservación de la especie y hasta la selección del ejemplar más apto o más fuerte. Esto ha ido cambiando a lo largo de la evolución y la fortaleza física en muchos casos es reemplazada por la estabilidad económica o el sitio en la escala de poder. Vemos, sobre todo en la adolescencia, el éxito que tienen los líderes deportivos, políticos o artistas por sobre los individuos que no sobresalen en alguna actividad pública, lo que no significa que estén menos dotados que los otros, sólo que no tienen un perfil visible. En ámbitos más marginales los líderes de las pandillas o bandas están siempre rodeados de las mujeres más deseadas. Estas actitudes son las que veo semejantes a las de los animales que viven en manadas, el ejemplar más fuerte, el dominante, es el que tiene privilegios a la hora de encontrar pareja.

En los humanos se ha dado casi siempre con la presencia de el macho dominante, el macho proveedor y que brinda seguridad, ahora vemos que hay un cambio, las mujeres adoptan en muchos casos ese rol dominante, tal vez ligado a la independencia económica o a la libertad que obtuvo en los últimos tiempos pero, a pesar de ser tapado por la innata hipocresía de los humanos, el sexo está siempre como objetivo. Lo que antaño daba la posición de supremacía por fuerza física ahora lo brindan otros logros que otorga la sociedad y que genera esa lucha permanente entre instinto y sentimiento. No existen a caso las uniones por conveniencia desde el vamos o matrimonios que se llevan a las patadas pero por no perder una posición social o económica siguen adelante, no está eso más ligado al instinto que al amor.

Por eso hablo de ambigüedad en el sexo, mezcla de instinto animal, primitivo y humanidad. Lo humano nos lleva al amor, al placer y no digo que siempre estos vayan de la mano, estoy seguro que se alcanza placer sin necesidad de que exista amor. El instinto animal lo veo en las relaciones por conveniencia, sólo para lograr la seguridad y la procreación pero también ese instinto que aparece entre dos personas que se cruzan y sin intención o motivo aparente se ven atraídos sin importar las consecuencias, ese encuentro que tal vez sea rápido, furtivo, alejado de toda razón pero con una intensidad altísima, sin importar la duración de esa relación.

Esa mezcla es lo me atrae a escribir sobre sexo, jugar entre lo sentimental y lo instintivo y darle prioridad a las fantasía por sobre la realidad, jugar con la parte salvaje inserta en la sociedad, poner la carga de morbo que buscamos al mirar las noticias amarillas de las páginas policiales.

Muchos critican el lenguaje vulgar que encontramos en casi todos los relatos erótico o sobre sexo, es posible usar otro lenguaje pero… ¿cual usan ustedes en su vida cotidiana? ¿Cuándo fue la última vez que le dijeron a su pareja “cómo me gustan tus cunilunguis”? o ¿No me harías una felación? La idea es ubicar el relato, por más fantasioso que sea, en un plano real, que sea ficción no implica que no deba ser contado de forma creíble o… ¿Qué pasa con la ciencia ficción o las historias de monstruos, fantasmas y ese estilo.

Espero haber aclarado algo el por que escribo relatos sobre sexo, creo que las relaciones entre personas son el motor de la sociedad y el sexo es una de las relaciones más comunes.

Desde ya que todo esto son simples reflexiones mías, no tienen ningún respaldo académico ni pretenden tenerlo, en todo caso si esto sirve para abrir el debate, bienvenidos sea.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en debate, erotismo, reflexiones y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s